lunes, 25 de mayo de 2015

NO SE PUEDE HABLAR DE LO QUE SE DESCONOCE



Me parece que no se puede  ni debe usar un espacio periodístico para desinformar a la población  de la manera en que lo hace el artículo: Chapines que destacan, en una columna de opinión publicada  en Prensa Libre el domingo 24 de mayo, en la que se elogia la participación de Guatemala en la Bienal de Venecia y se señalan los premios recibidos y la belleza del pabellón.
Nada más alejado de la verdad, puesto que para todos los conocedores del mundo del arte guatemalteco, aunque no tuvimos la oportunidad de visitar la Bienal y,  para la opinión extranjera universal que sí la visitó, es sabido que fue el pabellón más criticado, por la nefasta curaduría. Cito algunas frases textualmente: " la participación de artistas guatemaltecos que no representan el arte contemporáneo", la inclusión sin ninguna excusa de  " artistas italianos de la peor calaña"  y la petición de " hacer un reclamo formal para que esto no vuelva a ocurrir nunca más"(...) no puede ni siquiera ser visto como una caricatura, no hay siquiera una cosa positiva a realzar (...) es el pabellón de la verguenza" **
Es decir, fue un paso en falso solo para poder incluir en las hojas de vida la participación en la feria más importante del Arte Occidental.
 Hay que acotar que no fue el único pabellón que recibió una mala crítica, que también el propio curador  Okwui Enwezor y el tema All the World's Futures han sido motivo de discordia y desacuerdos, pero esos son gajes del oficio y temas para repensar en los qué  y los cómo debe seguir el rumbo de estas ferias del arte.
 Lo aconsejable en el caso que nos ocupa, es decir a la columnista que no escriba sobre temas que desconoce totalmente. Que se circunscriba a lo trata regularmente, aunque después de este artículo, tenemos derecho a dudar  de sus conocimientos y de la veracidad de sus comentarios.

**Son algunas frases tomadas del texto  publicado en Facebook  por Cecillia Fajardo Hill,  reconocida curadora.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario